Asombrar con el color

El color es lenguaje, emoción, asombro: vaya más allá de los “colores disponibles”.

Comunicar

La elección cromática puede imprimir la fuerza distintiva y caracterizante de un proyecto: colores tornasolados e iridiscentes, llamativos o relajantes, clásicos o inesperados, luminosos o mates.

Personalizar y recrear los ambientes

Se puede dar una nueva vida a las imágenes. Mostrándolas en modo insólito sobre la malla de metal estirado para revestir, separar, recuperar, ocultar, valorizar, amueblar, decorar...

Proteger

El color no es sólo comunicación sensorial, es también protección funcional gracias a las pinturas pensadas expresamente para los usos en interiores o exteriores.  Contáctenos para tener toda la información acerca de los acabados disponibles.