De la idea a su realización

Cualesquiera que sean las aplicaciones o los usos a que estén destinados sus proyectos, la malla de metal estirado le permitirá la máxima libertad de expresión.

Cubrir y descubrir

Malla tras malla, hoja tras hoja, la superficie se compone con la forma deseada para constituir el envoltorio funcional. Los elementos se proyectan y realizan también a medida, yuxtapuestos entre sí conforme a modularidades flexibles y armónicas gracias a la experiencia técnica adquirida en instalaciones.

Mostrar y ocultar

Los efectos de la profundidad tridimensional de las mallas son ricos y siempre nuevos. Con su perspectivas que cambian desde los distintos puntos de observación, la malla de metal estirado crea efectos visuales dinámicos e inconfundibles. Las posibilidades de elegir entre los distintos modelos, permiten configurar la transparencia deseada.

Decorar y proteger

El resultado cromático es totalmente libre. No sólo toda la gama de colores RAL, sino también “color a medida”, para una protección funcional y duradera.